Filosofía

Descubrir el potencial del cerebro

Mi misión es ofrecer a los niños la posibilidad de descubrir el potencial que tiene su cerebro, ayudándoles a adquirir las herramientas que necesitan, para que puedan resolver sus dificultades escolares, emocionales, familiares y sociales.

Dale Cuerda al Cerebro pretende convertirse en un símbolo que  facilite que los diferentes agentes que participamos en la educación, podamos asumir el compromiso de ayudar a los niños a descubrir que las dificultades ligadas a sus aprendizajes,  no van a condicionar el resto de su vida.

Gracias a las aportaciones de la neurociencia, y al mayor conocimiento sobre la influencia de la neuroplasticidad y el neurodesarrollo en el aprendizaje del niño, los agentes que participamos en su educación tenemos la responsabilidad de guiar el funcionamiento óptimo de su cerebro.

Los principios en los que me apoyo se basan en la aplicación de la neurociencia a la educación y son los siguientes:

agsdi-person

1. Cada niño es único e irrepetible

Todo lo que el niño experimenta determina las conexiones entre sus neuronas. Como las experiencias son exclusivas de la vida de cada niño, cualquier niño es único, diferente y singular. Por tanto, no necesita que se apliquen “recetas mágicas” para ayudarle a resolver sus dificultades, sino que se diseñen para él “trajes a medida”, en los que se incluyan todas sus dimensiones (física, cognitiva, emocional y social) y todos los contextos en los que se desenvuelve (personal, familiar, escolar).

agsdi-heart

2. La emoción es esencial para el aprendizaje

Si las experiencias de aprendizaje se vinculan a emociones agradables, se activa el hipocampo, región del cerebro que interviene en la memoria y aprendizaje. Sin embargo, para los niños que tienen dificultades con sus aprendizajes, son frecuentes las experiencias asociadas a emociones desagradables que activan la amígdala e interfieren en su aprendizaje. Por eso, es fundamental ofrecerles la oportunidad de que su aprendizaje esté vinculado a experiencias gratificantes y a la aceptación, valoración y reconocimiento de su propia individualidad.

agsdi-aperture

3. La neuroplasticidad permite esperar siempre lo mejor de cada niño

El cerebro es tremendamente moldeable y gracias a su plasticidad puede reorganizarse de forma estructural y funcional. Este aspecto se puede aprovechar de manera óptima si se integra en las ventanas de oportunidad que surgen en diferentes momentos del desarrollo del cerebro del niño. Un niño etiquetado como un niño con dificultades de aprendizaje, necesita comprobar por sí mismo que existe la posibilidad de cambiar y mejorar lo que parece una condena de por vida al fracaso.

4. La atención es el nuevo cociente intelectual

La manera de aprender  ya no volverá a ser como era porque el mundo ha cambiado. Los niños están rodeados de tanta información que el aprendizaje más valioso que necesitan es transformar la información en conocimiento y retroalimentar con ese conocimiento sus competencias.  Para conseguirlo, necesitan enfocar la atención  y sostenerla sobre aspectos concretos. Mejorar la capacidad y calidad de la atención permite liberar recursos para resolver las distintas tareas que requiera la consolidación del aprendizaje.

5. Las funciones ejecutivas son la caja de herramientas del cerebro

Las funciones ejecutivas son las que permiten establecer objetivos y planificar estrategias para alcanzarlos, evaluar consecuencias a la hora de resolver problemas cognitivos, emocionales o conflictos interpersonales y, repartir tareas entre las redes neuronales implicadas. Por tanto, son imprescindibles para optimizar el funcionamiento del cerebro, en beneficio del aprendizaje.